Fish, Chips & Lost Deposits – MadridEasy

<!–[if !mso]> st1:*{behavior:url(#ieooui) } <![endif]–>

All the way from the UK Ms. Helcia has been through quite an ordeal. She also belongs to those few individuals who unfortunately put her trust in someone she met online to secure an apartment and like so many before her found out the hard way that when it comes to online deals you can never be to careful or sceptical. She found an apartment on one of those websites that allow anyone to place an ad; she contacted the owner and sent that person a very large deposit. Needless to say the so called owner disappeared along with Helcia’s deposit. She went to the police, filed a complaint and the police are now trying to find this person.
When she contacted us her guard was up, and who’s to blame her after an ordeal like that. She met up with one of our team members who showed her an apartment which she absolutely loved; in a good neighbourhood, with excellent communication and very close to her university. But more so than finding a good apartment, she let her guard down and allowed us to put her at ease. One month later she has overcome her bumpy beginnings in Madrid and has begun to embrace the lifestyle as well as the culture and from what we here having a great time!
Desde el Reino Unido, se nos une la señorita Helcia y vaya odisea que tiene para contarnos. Ella, lamentablemente es de los pocos individuos que por desgracia puso su confianza en alguien que conoció en la Web para obtener un apartamento, y al igual que muchos antes que ella se enteró de la peor manera que cuando se trata de ofertas en línea, nunca se puede estar muy cuidadoso y/o escéptico. Ella encontró un apartamento en uno de esos sitios Web que permiten a cualquiera publicar un anuncio, se puso en contacto con el propietario y Helcia le envío a esa persona un depósito, de un monto muy grande. Y como de esperarse el tal dueño desapareció junto con su depósito. Ella acudió a la policía, presentó una denuncia y la policía ahora está tratando de encontrar a esta persona.

Cuando nos contactó sobra decir que estaba muy escéptica de todo y quien la culpa luego de haber vivido tal odisea. Se reunió con uno de nuestros miembros del equipo el cual le mostró un apartamento que le encantó, en un buen barrio, con una excelente comunicación y muy cerca de su universidad. Pero más que encontrar un buen apartamento, ella bajo la guardia y nos permitió hacerle sentirse cómoda. Un mes más tarde ha dejado en el pasado lo sucedido al llegar a Madrid y ha comenzado a adoptar el estilo de vida, así como la cultura Madrileña y según tenemos entendido se la esta pasando dpm!